El Dr. Paul Beaupre, director ejecutivo de St. John’s Health, quiere que sepamos una cosa: si termina en el hospital debido al COVID-19, recibirá casi el mismo tratamiento que el presidente Donald Trump.

“Todo lo que recibió el presidente en el hospital militar en el que estaba, lo podemos duplicar aquí, con la excepción de los anticuerpos monoclonales, que es totalmente un tratamiento experimental”, dijo Beaupre.

Cuando Trump fue hospitalizado con COVID-19, los médicos le dieron una gran cantidad de medicamentos y suplementos que navegaban por la delgada línea entre ayudar a su cuerpo a protegerse de la infección y evitar que su respuesta inflamatoria produjera algunos de los síntomas devastadores que otros pacientes han experimentado.

Los médicos de Trump dijeron que su tratamiento se basaba en tres medicamentos principales, uno de esteroide, dexametasona; un antiviral, remdesivir; y un cóctel de anticuerpos monoclonales de la farmacéutica Regeneron.

Es imposible saber qué tan efectiva fue cada parte del tratamiento de Trump, pero puede ser alentador para los pacientes de St. John’s saber que pueden recibir tratamientos similares.

“Podríamos conseguir remdesivir y dexametasona en cantidades grandes”, dijo Beaupre.

Remdesivir es un medicamento antiviral que le dificulta la replicación del virus en el cuerpo humano y es el único medicamento antiviral que la FDA ha aprobado para su uso en el tratamiento del COVID-19. Al igual que los anticuerpos monoclonales, es mejor administrarlos al principio del tratamiento de un paciente, y algunos ensayos han encontrado que reduce la cantidad de días que alguien experimenta síntomas.

La dexametasona es un corticosteroide que se usa para tratar infecciones que incluyen trastornos de la piel y los ojos, artritis y complicaciones del mal de altura en los montañistas. En los pacientes con COVID-19, suprime la respuesta inmune, evitando que el cuerpo entre en una tormenta de citocinas, una respuesta sobreinflamatoria. La organizacion WHO recomienda que los médicos administren el esteroide a pacientes con una enfermedad grave, pero que eviten dárselo a aquellos con casos leves.

— Traducción cortesía de Lina Collado

Contact Tom Hallberg at 732-7079 or thallberg@jhnewsandguide.com.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Please note: Online comments may also run in our print publications.
Keep it clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
Please turn off your CAPS LOCK.
No personal attacks. Discuss issues & opinions rather than denigrating someone with an opposing view.
No political attacks. Refrain from using negative slang when identifying political parties.
Be truthful. Don’t knowingly lie about anyone or anything.
Be proactive. Use the “Report” link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with us. We’d love to hear eyewitness accounts or history behind an article.
Use your real name: Anonymous commenting is not allowed.
.
As of Oct. 18, 2020, the News&Guide has shifted to a subscriber-only commenting policy. You can read about this decision on our About Us page. Thanks for engaging in the conversation!

Thank you for reading!

Please log in, or sign up for a new account and purchase a subscription to read or post comments.