Imagine si durante el año pasado, que ha estado lleno de disrupción, ansiedad, soledad, y a veces pánico, usted también estuviera lidiando con la realidad de ser culpado por la pandemia COVID-19 debido a sus rasgos y la forma como usted se ve. Imagine tener miedo cada vez que sus padres, abuelos, tíos y tías están en público. Temiendo que puedan ser atacados verbalmente o físicamente. Esto está pasando a personas de nuestra comunidad y están lidiando con esto cada día.

Nuestro Colectivo decidió a escribir sobre el aumento de crímenes de odio contra Asiáticos solo horas antes de los eventos trágicos que ocurrieron en Atlanta el 16 de Marzo. Mientras la discriminación contra Americanos Asiáticos no es algo nuevo, los crímenes de odio contra Americanos Asiáticos han subido 150% desde la llegada de COVID-19 en los Estados Unidos. Casi 4,000 crímenes de odio contra Asiáticos han sido reportados en nuestro país el año pasado.

Mientras la pandemia ha continuado, también ha continuado el odio a Americanos Asiáticos que están siendo abusados físicamente y verbalmente, humillados, ensangrentados, traumatizados, e incluso asesinados, como en Atlanta. El dolor es más que las cicatrices físicas que están dejadas atrás. Ser devaluada y culpada por la coronavirus debido a su origen étnico es incorrecto y puede ser devastador. Muchas víctimas fueron ancianos. Las personas ancianas son veneradas y son tratados con el respeto máximo en las culturas Asiáticas, y el ver a ancianos atacados con odio y violencia es detestable.

En los medios de comunicación nacional, hay conversaciones consistentes sobre si actos de violencia específicos son en realidad crímenes de odio. Miembros de nuestro grupo puede compartir que sí esta violencia está probada en un corte de ley o no, actos como los que pasaron en Atlanta son crímenes de odio.

Todos nosotros luchamos para lidiar con el odio en nuestro mundo. Y mientras estamos unidos con ellos que dicen “Termina el Odio para Asiáticos,” también sentimos la necesidad de cambiar la conversación a considerar violencia racializada y su causa subyacente, que es la supremacía Blanca.

También, apoyamos el centrar la atención en las personas que fueron dañados sin razón y pedimos a todos que lean y digan los nombres de las mujeres Americanos Asiáticas que fueron víctimas de terrorismo en Atlanta: Daoyou Feng, Hyun Jung Grant, Suncha Kim, Soon Chung Park, Xiaojie Tan, y Yong Ae Yue. Tristemente, las mujeres Americanas Asiáticas tienen el doble de probabilidad de ser objetivos de violencia en comparación a sus homólogos masculinos.

Wyoming es uno de sólo tres estados en el país sin una ley contra crímenes de odio. Esta Sesión Legislativa una ley centrada en “Crimen motivado por prejuicios” estuvo entregada pero no duró mucho. Todavía puede ser un tema provisional entre sesiones, entonces también fomentamos todos a seguir y hablar en apoyo de la adopción de legislación contra crímenes de odio en nuestro estado.

Wyoming tiene una historia de peso con Asiáticos Americanos. En 1885, los mineros de carbon Blancos en Rock Springs atacaron brutalmente a los mineros de China, matando 28 personas, hiriendo a 15 otros, y quemando el pueblo Chino hasta que solo quedó tierra. Entre 1942 y 1945, 14,000 Americanos Japonesas fueron encarcelados injustamente en La Montaña de Corazón en el Condado de Park.

En su autobiografía “Minor Feelings,” la autora Coreana Americana Cathy Park Hong escribe que Americanos Asiáticos tienen una “...existencia condicional. Incluso si hemos estado aquí durante generaciones, nuestro estatus aquí queda condicionado; la pertinencia siempre es prometida pero queda justo fuera de su alcance.”

En tiempos más recientes, cuando turistas Asiáticos visitan a Jackson, a menudo son recibidos con menos que nuestra mejor “Hospitalidad Occidental.” Podemos y debemos hacerlo mejor. Nuestro Colectivo se levanta en solidaridad a ayudar a todos, sin importar su origen, identidad, o por cuánto tiempo están aquí, para sentir que se pertenecen en este país, este estado y en nuestro país y pueblo, sin condiciones. Imagínelo.

Shelby Read, Greg Ley, Meena Fernald, Susan Scarlata, Adrian Croke, Colleen McHugh, Caroline Croft Estay, Tisa Djahangiri, Joe Petrick, Jody Donovan, Wendy Martinez, Jr Rodriguez, Leah Shlachter, Heather Devine, Seadar Davis, Pastor Inger and Megan Kohli. JH DEI Collective es un grupo de líderes locales que trabajan para hacer que la comunidad sea más equitativa, inclusiva y racialmente justa. Los Guest Shots son la opinión exclusiva de sus autores.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Please note: Online comments may also run in our print publications.
Keep it clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
Please turn off your CAPS LOCK.
No personal attacks. Discuss issues & opinions rather than denigrating someone with an opposing view.
No political attacks. Refrain from using negative slang when identifying political parties.
Be truthful. Don’t knowingly lie about anyone or anything.
Be proactive. Use the “Report” link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with us. We’d love to hear eyewitness accounts or history behind an article.
Use your real name: Anonymous commenting is not allowed.
.
The News&Guide welcomes comments from our paid subscribers. Tell us what you think. Thanks for engaging in the conversation!

Thank you for reading!

Please log in, or sign up for a new account and purchase a subscription to read or post comments.